Mi experiencia en un cole irlandés

El comienzo fue más duro de lo que yo imaginaba. Al llegar a mi destino en el condado de Cork (Irlanda), me di cuenta de que no sabía tanto inglés como pensaba y tampoco entendía lo que la gente me decía. Gracias a Pilar y Noemi de Your Place que me apoyaron, me estuvieron animando los primeros días y  podía hablar con ellas cuando necesitaba algo. La familia con la que estuve me trató bastante bien desde el primer momento, pero aún así no era igual que cuando uno está en su propia casa. Poco a poco fui cogiendo confianza con ellos y ya no estaba incómoda. Los primeros días de colegio fueron muy complicados, no conocía a nadie, estaba desorientada al no saber donde tenía que ir en cada clase, no entendía a los profesores…

Cuando pasó  la primera semana, ya me conocía  cada clase, los horarios y lo que se hacía en cada asignatura. Además había un grupo de españoles en otro curso y me iba a comer con ellos cuando podía.  A pesar de sentirme sola en algunas clases agradezco no haber estado con más españoles porque así he aprendido  mucho más y he hecho amigos irlandeses, con los que sigo hablando.

En esos 2 meses además de inglés, he aprendido a solucionar problemas yo sola, a pedir las cosas por mí misma, y a adaptarme a otras costumbres familiares y rutinas que no son las habituales para mí. Pero sobre todo, he hecho muchas amistades que espero conservar. Aconsejo a todos los que tengáis esta posibilidad, no la dejéis pasar ya que es una muy buena experiencia  y se aprende un montón.

 

Sara Real

Alumna Your Place de Curso Escolar (Mid Term)